Seguramente has necesitado un plan de emergencia ya que olvidaste comprar desodorante y se te acabó cuando menos lo esperabas. Aquí te daremos algunas propuestas para improvisar este producto de vital importancia en nuestra...

¿Se te acabó el desodorante?

¿Se te acabó el desodorante?

Seguramente has necesitado un plan de emergencia ya que olvidaste comprar desodorante y se te acabó cuando menos lo esperabas. Aquí te daremos algunas propuestas para improvisar este producto de vital importancia en nuestra higiene. 

Cómo improvisar un desodorante:

- Limón: Es lo más común para cuando tienes que improvisar un desodorante, pero para tener buenos resultados debes lavarte bien la zona durante la ducha y aplicar el jugo de limón cuando esté seca. 

- Bicarbonato de sodio: Te ayudará a salir del apuro, ya que absorbe la humedad y elimina malos olores. Lleva a donde vayas, pues tendrá mejores resultados si te lo aplicas dos veces al día. 

- Alcohol: Cuando estés en la regadera lava muy bien tus axilas, luego de secarte, toma un poco de alcohol y úntalo en la zona. Eliminarás las bacterias que causan mal olor. Esta técnica funciona más en días fríos.

- Bicarbonato, maicena y aceite de coco: Si tienes tiempo suficiente, agrega ¼ taza de bicarbonato, ¼ taza de maicena y 5 cucharadas de aceite de coco. Mezcla el bicarbonato, la maicena y añade el aceite de coco, incorpora con la ayuda de un tenedor hasta que la mezcla quede como una pasta. Guarda la crema en un frasco y séllalo.

No te preocupes, estas soluciones naturales te ayudarán a oler bien, mantenerte limpio y a contribuir con el medio ambiente, ya que muchos desodorantes tienen químicos que contaminan y que también dañan tu salud. Pero siempre recuerda ser más cuidadoso a la próxima.