Un grupo de vecinos de la zona 8 de la cabecera de Chimaltenango mantiene bloqueado este lunes el paso en el kilómetro 56 de la ruta Interamericana, para exigir el cierre de la generadora de energía eléctrica...

Vecinos exigen cierre de generadora de energía eléctrica

Vecinos exigen cierre de generadora de energía eléctrica

Un grupo de vecinos de la zona 8 de la cabecera de Chimaltenango mantiene bloqueado este lunes el paso en el kilómetro 56 de la ruta Interamericana, para exigir el cierre de la generadora de energía eléctrica Térmica S.A. que funciona en ese sector, por supuestamente contaminar el ambiente y afectar su salud.

Los inconformes dicen sentirse traicionados por las autoridades municipales y de Gobernación Departamental, pues aseguran que el año pasado los apoyaron para que los propietarios cerraran la generadora de energía, pero sigue funcionando.

“Las autoridades nos dejaron vendidos, ya que en los últimos meses la generadora volvió a funcionar sin que la empresa dieran a conocer si cuenta con todos los documentos necesarios para poder trabajar en el lugar”, dijo un vecino.

Los inconformes dijeron que tomaron esa medida porque las autoridades solo así les ponen atención. “Lo que queremos es que cierren la generadora de energía en este lugar, pues hay varias colonias y centros educativos afectados”, expresó una ama de casa.

“Cientos de familias son afectadas por el humo y ruido que produce la generadora eléctrica, el cual pone en riesgo nuestra salud y el medioambiente, por lo que exigimos que la trasladen a otro lugar”, manifestó otro afectado.

Antecedente

En abril del año pasado, vecinos, líderes comunitarios, autoridades municipales y de Gobernación participaron en una camina pacífica para exigir el cierre de la generadora, por supuestamente afectar su salud.

La molestia se acrecentó porque varios vecinos se vieron afectados por un mal olor que emanaba de la generadora eléctrica, y que les causaba malestares en la garganta, irritación en los ojos, náuseas y dolor de cabeza.

“El mal olor no nos deja dormir, nos afecta la vista, causa náuseas y dolor de cabeza. Algunos niños sufren hemorragia nasal”, expresó un afectado.

En esa ocasión los representantes de la planta accedieron a que la maquinaria dejara de operar, mientras se le encontraba una solución al problema.

 

Ver más sobre esta noticia