La mayoría del libramiento de Chimaltenango ya está asfaltado. Una portavoz de la compañía Constructora Nacional (Conasa) que está a cargo del proyecto, que consiste en una carretera alterna de 15...

Propietarios ceden a negociar sus terrenos para construcción de libramiento

Propietarios ceden a negociar sus terrenos para construcción de libramiento

La discusión y posterior aprobación en el Congreso de la Ley para la agilización en la construcción del libramiento de Chimaltenango causó que los propietarios de terrenos que se negaban a vender sus inmuebles para finalizar la obra comenzaran a ceder y ahora ya negocian con las autoridades. 

La mayoría del libramiento de Chimaltenango ya está asfaltado.

Una portavoz de la compañía Constructora Nacional (Conasa) que está a cargo del proyecto, que consiste en una carretera alterna de 15 kilómetros que rodeará la cabecera de Chimaltenango, del kilómetro 48 hasta salir al 62, indicó ayer que “los procesos de adquisición de derechos de vía muestran y evidencian avances” y consideró que la publicación de ese decreto contribuyó a ese fin.

Añadió que la compañía responde a la planificación del Ministerio de Comunicaciones (CIV) por lo cual “vamos a cumplir con lo programado según indicó el ministro”, José Benito.

Aunque el funcionario no se pronunció ayer, en ocasiones anteriores precisó que la totalidad de la obra podría estar concluida a finales de año o a más tardar a principios del 2019 si existiera algún inconveniente.  Hasta el momento son cuatro kilómetros aproximadamente lo que están pendientes de ser asfaltados.

La constructora trabaja en tres frentes: del kilómetro 48 al 51, del 52 al 55 y del 56 al 61—San Andrés Itzapa— que es donde había problemas por los derechos de vía.

Carretera urge

Sectores económicos y de turismo consideran urgente la finalización del proyecto puesto que el paso por Chimaltenango representa atrasos de hasta tres horas cuando el tráfico es intenso, por lo cual repercute en los costos de operación de los negocios y en una baja del turismo en el occidente del país.

Héctor Fajardo, integrante de la Federación Centroamericana de Transporte (Fecatrans) resaltó que la ruta Interamericana conecta toda la producción del altiplano con el resto del país y los productos se movilizan, incluso, para otros países por esa carretera.

“El problema con Chimaltenango es el excesivo tiempo que se requiere para atravesar la cabecera departamental. El libramiento es de suma importancia porque reduce tiempo y ahorraría costos”, explicó Fajardo.

 

Ver más sobre esta noticia