Así quedó la construcción del puente que se desplomó.  La obra es parte del proyecto de ampliación a cuatro carriles que la empresa Overseas Engineering & Construction  (OECC) lleva a cabo...

Construcción de puente sobre ruta al Atlántico se desploma

Construcción de puente sobre ruta al Atlántico se desploma

La construcción parcial del puente que se levanta en el kilómetro 85 de la ruta al Atlántico se derrumbó el pasado miércoles a consecuencia de un falló en la formaleta, informó la Dirección General de Caminos (DGC), que aseguró se trató de un accidente, pero que no hubo muertos ni heridos, solo pérdidas materiales.

Así quedó la construcción del puente que se desplomó. 

La obra es parte del proyecto de ampliación a cuatro carriles que la empresa Overseas Engineering & Construction  (OECC) lleva a cabo en esa ruta desde Sanarate hasta El Rancho, y cuando esté finalizado se llamará Chetumal, igual que el actual puente que se encuentra en ese kilómetro, pero que es solo de dos carriles.

La oficina de Comunicación de la DGC aseguró que el incidente no tendrá ningún costo para el Estado ya que la empresa se hará cargo de los gastos adicionales.

La ampliación a cuatro carriles en este proyecto abarca un total de 27 kilómetros, del 57 en Sanarate, El Progreso, hasta El Rancho. El contrato se suscribió por un monto de Q940 millones 887 mil.

Solo el puente tiene un costo de Q24 millones 163 mil, de acuerdo con el contrato publicado en el portal Guatecompras.

Pese a que se solicitó la ampliación de la información a la DGC, respecto a si el problema podría atrasar la obra, el porcentaje de avance de la construcción, así como los datos técnicos del puente, no respondió.

Asimismo, en un número de teléfono que aparece registrado en Guatecompras del proveedor a cargo de la obra respondieron que no correspondía a la compañía.

Se pidió una postura pobre sobre el hecho al ministro de Comunicaciones Infraestructura y Vivienda, José Benito, pero a través de un mensaje de texto se limitó a indicar: “Tengo entendido que no fue derrumbe ni que se cayera el puente, fue deslizamiento de unas vigas”.

Más supervisión

La arquitecta Amanda Morán, del Centro de Estudios Urbanos y Regionales (Ceur) consideró que el CIV debe hacer una supervisión más acuciosa del proyecto ya que este incidente se convierte en un antecedente para que al proyecto se le ponga más atención.

De acuerdo con la experta, el fallo pudo estar en que se hizo mal un cálculo de las dimensiones y capacidades de las formaletas.

“Si no soportó el peso propio quiere decir que estaba mal calculada, definitivamente. Qué bueno que ocurrió cuando no lo habían finalizado, porque imagínese si lo están construyendo con esa calidad, qué hubiera pasado si lo hubiera puesto en funcionamiento, hubiera sido una tragedia”, añadió la experta.

Morán no descartó que el fallo pueda obedecer a un problema de corrupción puesto que es probable que se hayan adquirido materiales no convenientes para la construcción del puente o que no se hayan compraron los especificados en las bases de licitación.

Colaboración taiwanesa

El tramo de los 27 de kilómetros se construye con una donación y un préstamo de Taiwán de US$50 millones cada uno, y una contraparte de Guatemala de US$20 millones.

En el 2017, la Contraloría General de Cuentas de la Nación denunció por lo menos cuatro anomalías en el proceso de adjudicación que incumplen el convenio entre Guatemala y Taiwán.

Las dudas tenían que ver con la adjudicación de la construcción a una empresa no originaria del país asiático, una rebaja del monto del contrato, la no no existencia en el Registro de Precalificados de la ganadora y al plazo de publicación de ofertas.

El puente se ubica en el km 85 de la ruta al Atlántico. 

La carretera se amplió por fases. La primera tuvo una longitud de 11.3 kilómetros y empezó en Palencia, hasta el puente de Agua Caliente. El siguiente tramo se construyó desde ese puente a Sanarate, 26.9 kilómetros. El tercer tramo empieza en el kilómetro 57, Sanarate, hacia El Rancho, con una longitud de 27 kilómetros.

El proyecto es ampliar a cuatro carriles toda la ruta al Atlántico hasta Puerto Barrios, Izabal. Actualmente ya se adjudicó a PHI Consulting Group el contrato para la elaboración de los estudios de ingeniería, económicos, ambientales y de riesgo de la ampliación del tramo de El Rancho hasta Mayuelas, Zacapa; el costo del estudio será de Q7 millones 470 mil.

También se licita la elaboración de un estudio similar para la ampliación del tramo que va desde Mayuelas hasta Puerto Barrios. La fecha para presentar ofertas vence el 19 de noviembre próximo.

 

Ver más sobre esta noticia