El analista de políticas públicas para América Latina del Cato Institute, Juan Carlos Hidalgo, efectuó un análisis de las consecuencias para Guatemala luego que el gobierno cesó el mandato de Cicig...

Silencio de Trump respalda la decisión del gobierno de Jimmy Morales de expulsar a la Cicig

Silencio de Trump respalda la decisión del gobierno de Jimmy Morales de expulsar a la Cicig

El analista de políticas públicas para América Latina del Cato Institute, Juan Carlos Hidalgo, efectuó un análisis de las consecuencias para Guatemala luego que el gobierno cesó el mandato de Cicig de forma prematura. 

Hidalgo consideró que el silencio del gobierno estadounidense por la decisión de Jimmy Morales de clausurar el mandato de Cicig es un “respaldo tácito”.

“Desde hace meses -cuando Morales anunció que no renovaría el mandato de la Cicig- quedó claro que la administración de -Donald- Trump consciente de forma tácita esta decisión, porque no tomó ninguna medida y no hizo advertencia”, expuso el analista del Cato Institute.

Para Hidalgo “queda claro que la administración Trump consciente las movidas de Jimmy Morales de expulsar a la Cicig”. En el Congreso de Estados Unidos la decisión de Morales, según Hidalgo, ha tenido “fuertes repercusiones” que han marcado una división más en los demócratas y republicanos.

Trump decide

Entre las posturas de congresistas estadounidenses destaca la amenaza de cesar los apoyos económicos a Guatemala si insiste en expulsar a la entidad de las Naciones Unidas, algo que Hidalgo entiende como una advertencia que, para concretarse, debe contar con la aprobación del presidente Trump.

“Aún en el escenario en que haya mayoría en el Congreso para sancionar a Guatemala, esto debe de ser sancionado o ratificado por el presidente Donald Trump, y si el presidente de EE. UU. está consintiendo las decisiones del Gobierno guatemalteco, difícilmente entonces podríamos ver consecuencias tangibles, por lo menos en el corto plazo”, argumentó.

Hay antecedentes de la relación política reciente de EE. UU. y Guatemala que generan suspicacia. Hidalgo señaló que el gobierno estadounidense ha tenido “palabras duras para El Salvador y Honduras” por la caravana de migrantes, pero con las autoridades guatemaltecas se mantiene “una posición neutral, ambivalente”.

El presidente de EE.UU. ha enviado fuertes mensajes a EL Salvador y Honduras en los últimos meses, excepto a Guatemala por el tema de migración. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

“No es que haya actitud abiertamente amigable -de EE. UU.-  hacia el gobierno de Morales, pero hay un silencio que habla por mil palabras. Al buen entendedor pocas palabras, en este caso, el silencio del Departamento de Estado de EE.UU., el silencio de la embajada -de EE. UU. en Guatemala- dan a entender efectivamente que el Gobierno guatemalteco cuenta con el beneplácito de la administración Trump”, señala Hidalgo.

Congresistas estadounidenses también han advertido que de cumplirse la expulsión de la Cicig harán lo posible por implementar a Ley Magnisty a funcionarios y políticos guatemaltecos que contravengan la lucha contra la corrupción.

En ese aspecto Hidalgo analizó: “Hay mayor apetito por las autoridades políticas para aprobar sanciones, la Ley Magnisty se ha aplicado a muchas personas de diversos países. Lo que es cierto es que hay mayor voluntad por usar esa legislación, pero repito, deben de ser sancionadas por Trump. Si por algún motivo el presidente de Estados Unidos está consintiendo las decisiones del gobierno de Guatemala, será una buena forma para exponer esa realidad y no quedará ninguna duda que están en sintonía ambos gobiernos”.

El gobierno se ganó el respaldo

El analista explicó que el traslado de la embajada de Guatemala, de Tel Aviv a Jerusalén, es algo que cae bien en la administración Trump y pudo influir, pero aseveró que “la gran pregunta es, ¿qué hizo Guatemala para ganarse el beneplácito de la administración Trump?. Esa decisión fue música para los oídos para la administración Trump”, según Hidalgo.

Ver más sobre esta noticia