El avance de la tecnología no conoce de límites, pues puede afectar prácticamente todas las áreas profesionales. Uno de los ejemplos más claros es la Medicina, que se ha visto enormemente...

¿Cómo cambiarán las nuevas tecnologías el trabajo de los cirujanos?

¿Cómo cambiarán las nuevas tecnologías el trabajo de los cirujanos?

Robots que pueden operar, hologramas y modelos en 3D invaden los quirófanos para mezclarse e incluso reemplazar a los cirujanos

El avance de la tecnología no conoce de límites, pues puede afectar prácticamente todas las áreas profesionales. Uno de los ejemplos más claros es la Medicina, que se ha visto enormemente favorecida con el desarrollo de nuevos dispositivos que permiten un diagnóstico o tratamiento más sencillo y ágil.

Sin embargo, algunas de estas innovaciones hacen que la tarea de determinados profesionales peligre. Esto es particularmente notorio con el caso de los cirujanos.

El desarrollo de robots y diferentes máquinas permite facilitar las tareas de cirugíao manipulación de las estructuras anatómicas del cuerpo humano realizadas en un quirófano. Estas tareas pueden ser antes, durante o después de la intervención.

¿Qué pasará con los cirujanos? ¿Qué puede esperarse de la tecnología para los próximos años? ¿Qué cambios veremos en el futuro cercano? Repasamos algunas de las nuevas tecnologías aplicables a la Medicina y cómo estas cambiarán el trabajo de los cirujanos:

Hologramas

Mediante el desarrollo de modelos holográficos en 3D los médicos pueden visualizar los órganos del cuerpo, el lugar exacto en que se ubican tumores o defectos a corregir, etc. Gracias a ello se pueden practicar técnicas quirúrgicas y operaciones antes de realizarse, para garantizar un mejor resultado.

Robots

La Inteligencia Artificial y Robótica permiten el desarrollo de máquinas capaces de realizar intervenciones por su cuenta, contando con una programación previa. Estas limitan los errores humanos que pueden darse en toda operación e incrementan el nivel de precisión, pues los robots se calibran específicamente para la operación.

Al igual que ocurre en un amplio número de profesiones, esta idea ha generado temor en médicos y especialmente cirujanos. Sin embargo, de momento los modelos existentes no pueden realizar grandes operaciones ni trabajar en solitario, pues necesitan la asistencia constante de humanos. Por tanto, de momento esta es una de las tecnologías con que los cirujanos deben aprender a convivir. 

Impresoras 3D

Mediante estas impresoras se pueden crear prototipos de diferentes áreas del ser humano, y obtener una representación en tres dimensiones de elementos como por ejemplo tumores a los que se puede visualizar en toda su complejidad y comprender exactamente qué órganos o estructuras abarcan. De este modo, se puede planificar una extracción más exacta.

Además, es posible utilizar las impresoras 3D para crear herramientas, pinzas, y diferentes productos quirúrgicos a medida que permitan realizar intervenciones en pacientes con condiciones particulares.